PAX-Patios de la Axerquía se integra en la `Faro Convention Network´
21552
post-template-default,single,single-post,postid-21552,single-format-standard,qode-social-login-1.1.3,stockholm-core-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

PAX-Patios de la Axerquía se integra en la `Faro Convention Network´

La Asociación PAX-Patios de la Axerquía participa en el tercer encuentro de la `Faro Convention Network´ tras ser invitada por la Comisión del Consejo de Europa que, desplazada a Córdoba el pasado mes de abril, pudo evaluar de cerca esta iniciativa colectiva que pretende incentivar, mediante estrategias de innovación social, procesos de regeneración urbana implementada desde abajo hacia arriba, en un contexto de alto valor patrimonial -material e inmaterial- como el de las casas-patio del Casco Histórico de la ciudad, en riesgo de gentrificación por su carga turística.

 

Convocada los días 19 y 20 de diciembre en Burdeos (Francia), la Red de la Convención de Faro (FCN) es una plataforma integrada por comunidades patrimoniales que trabajan juntas de acuerdo con los principios y criterios de la Convención de Faro, en vigor desde 2011 y recién firmada por España, que se suma así a otros 26 países. La Red trabaja para identificar buenas prácticas e iniciativas, lleva a cabo talleres y apoya los esfuerzos de los miembros para abordar los desafíos relacionados en el ámbito del patrimonio. Además, tiene como objetivo consolidar el papel del patrimonio para abordar los actuales desafíos sociales, motivo por el que la experiencia PAX, centrada en una la reactivación urbana que garantice el derecho a la vivienda, pero también el derecho a la ciudad, resulta de especial interés para el organismo paneuropeo del que ya forma parte. Como ha recordado desde Burdeos Gaia Redaelli –su principal impulsora junto a Jacinta Ortiz y Carlos Anaya- “el fomento de acciones que propicien la adquisición del patrimonio existente, para su reuso con fines residenciales a través de cooperativas habitacionales permite la salvaguarda de un patrimonio universal, promover empleo local y facilitar un tejido social asociativo y solidario en el centro de la ciudad para actualizar el uso colectivo de los patios.”

 

En su visita en abril a la ciudad, la delegación perteneciente al Departamento de Cultura e Patrimonio Cultural de la Dirección de Ciudadanía democrática y Participación, mantuvo encuentros con los colectivos ciudadanos y entidades implicadas que están implementando la estrategia PAX, considerada una potencial Buena Práctica al alinearse con los principios de la Convención de Faro sobre el valor social del patrimonio. Ya entonces afirmaba Prosper Wanner -experto del Consejo de Europa y miembro de la delegación- que “el patrimonio cultural es un recurso para el futuro y no solo un recuerdo a conservar del pasado; en segundo lugar, se introduce el papel de la participación activa de la ciudadanía como comunidad patrimonial en la valorización de dicho recurso, que por lo tanto deja de ser algo exclusivamente de competencia y beneficio de los poderes públicos; en tercer lugar la Convención indica la necesidad de perfeccionar algunos mecanismos para resolver los eventuales conflictos, como por ejemplo los que pueden surgir entre valor turístico y valor social del patrimonio.”

 

En esta misma línea, PAX propone la rehabilitación del barrio de la Axerquía -amenazado por el aumento de la presión turística y los precios de la vivienda que dificultan la fijación de la población local-, incorporando la recuperación del valor medioambiental de la ciudad y la actualización de su historia en clave contemporánea a través de la co-gestión con la ciudadanía. La presencia en la ciudad histórica de tipologías tradicionales -como las casas-patio o las casas de vecinos- precisa establecer mecanismos de gobernanza que garanticen la rehabilitación y reactivación de este Patrimonio arquitectónico y su Patrimonio inmaterial, tal y como es reconocido por la Unesco.